Cuantificación de la necesidad residencial

Recientemente publicabamos que ya se encuentra disponible el re-estudio de las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) del Pais Vasco en la web del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco.

Entre las novedades que incluye el documento destaca la actualización del procedimiento de cuantificación residencial, método que se presenta en el documento anexo tercero (“Estudio relativo a la cuantificación residencial” de Iñigo Garaialde), dentro de las normas de aplicación de las DOT.

Parece que el nuevo método obtiene unos resultados menores en numero de viviendas, adaptándose a la situación real del territorio con mayor exactitud.

La nueva metodología resulta más restrictiva que la que se ha aplicado en los últimos años en casi todos los aspectos contemplados en la cuantificación de las necesidades residenciales:

1. La proyección de la pérdida de población de los municipios recesivos, aunque sea de forma suavizada, supone la disminución de las necesida- des de vivienda principal en 8.700 viviendas.

2. El cambio en el cálculo del tamaño familiar, tanto en planteamiento como en ritmo, supone la disminución de las necesidades de vivienda principal en 26.500 viviendas.

3. La forma en que cada método calcula la demanda de vivienda secundaria genera una reducción de 2.300 viviendas a pesar de que utilizar el mismo CSR en ambos casos.

4. La incorporación del concepto de esponja- miento en el nuevo método de cuantificación en lugar de utilizar la corrección de la rigidez de oferta del método de las DOT 1997 genera discrepancias de diferente signo para cada mu- nicipio. Globalmente la divergencia resulta muy limitada (aumento de 6.900 viviendas respecto a la variante revisada). La importancia del cambio reside en la forma de cálculo de este componente que pasa de depender del parque inicial a estar asociado a la estimación de necesidades residen- ciales del ámbito en cuestión.

5. La incorporación de las limitaciones adicionales a la capacidad residencial máxima admitida (elemento no contemplado en las DOT 1997) supone la reducción de 18.300 viviendas en la capacidad agregada de la CAE. En realidad este resultado es el saldo de reducciones de la capaci- dad residencial por un total de 23.381 viviendas y aumentos por valor de 5.045 viviendas.”

Post hau lurralde antolamendua // ordenación territorial, lurraldea // territorio, plana // plan atalean publikatu zen. Gogokoetara gehitzeko lotura iraunkorra.

Cuantificación de la necesidad residencial -ri erantzun bat

  1. cjimenez-k dio:

    ¿Demanda = necesidad? Mi hija de cuatro años me demanda muchas cosas que yo no considero necesarias. (Aún no tiene claro lo que cuesta el dinero…) Si se trata de pedir sin asumir los costes reales (o sólo una parte muy pequeña) todo el mundo aspira a lo máximo. Y puesto que todos somos adultos y responsables, es hora de que empecemos a evaluar lo que cuesta la demanda y tal vez lleguemos a la conclusión de que hay formas alternativas de satisfacer las necesidades. Si sólo los necios confunden valor y precio, sólo los economistas confunden valor, precio y coste, y, por supuesto, demanda y necesidad. En estos caos, siempre recomiendo la lectura de Desarrollo a escala humana.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s