Jean-Pierre Garnier en la ETSAM

Ayer tuvimos la oportunidad de escuchar con gran placer a Jean-Pierre Garnier, Doctor Sociólogo, Investigador del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) y del Institut d’Aménagement et d’Urbanisme de la Région Parisienne (IAURP). Colaborador habitual de Le Monde Diplomatique y miembro del comité de redacción de la revista Espaces et Sociétés, y con una larga experiencia en el urbanismo, entre otras muchísimas cosas. Dentro de unas jornadas organizadas por la Fundación de Investigaciones Marxistas y la Fundación Domingo Malagón con el título de “Trabajo, Ciudad y Construcción social”, vino a hablar a la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid sobre el lenguaje utilizado en el campo de la arquitectura y más concretamente del urbanismo. Ha realizado una recopilación de una serie de términos que a su juicio son contraproducentes para la ciudad, y lo llama “Pequeño diccionario tecno-metropolitano”.

La verdad es que fue una exposición muy interesante, sobre todo por la capacidad que tiene este hombre de encender pequeñas chispas para hacerle a uno pensar. Y este vocabulario que nos plantea, no deja de ser si no una “máquina de pensar” que desde aquí aconsejaría a toda persona con inquietudes en el urbanismo leerlo de vez en cuando para no olvidarnos del lugar en el que nos situamos en la estructura social como profesionales y desde el que trabajamos.

Para entender mejor su discurso habría que situar brevemente a esta figura, pues está claramente localizado en una corriente de pensamiento muy concreta. Se trata de una persona muy crítica y punzante en sus opiniones (quizás por acertadas), ferozmente crítica con el modelo capitalista y las consecuencias que ha tenido y está teniendo en la sociedad y el espacio. Etiquetado a sí mismo como “a la izquierda de la izquierda oficial francesa”, es un pensador de orígenes marxistas y anarquistas. Voy a intentar reflejar resumidamente lo que nos vino a decir, o lo que a mí personalmente más me interesó.

Comentaba Jean-Pierre que es este vocabulario, el del urbanismo, muy limitado, pues limitado es también, desafortunadamente, el pensamiento ligado a él. Se trata de un pensamiento dirigido a actuar y no a pensar, que se limita a ser descriptivo, a legitimar prácticas urbanas y económicas; es optimista, entusiasta y utiliza el eufemismo para suavizar las cosas, pero realmente describe aspectos negativos aunque no se quieran expresar así. El diseño del plan y su concreción son complicadas, pero no el discurso que actualmente hay detrás, aunque debería serlo. El discurso general de los planificadores (heredado de los intereses económicos) es muy básico y pobre, propagandístico. Impide descubrir lo que hay realmente detrás, esas fuerzas sociales, intereses económicos, mecanismos y procesos que explican la evolución de nuestras ciudades.

A lo largo de las últimas décadas se ha ido introduciendo un vocabulario de las ciencias puras en el de las ciencias sociales (indudablemente el urbanismo pertenece a estas últimas), logrando una desnaturalización de los procesos sociales. Son expresiones neutras, políticamente no comprometidas, como tensión o distorsión social en vez lucha, enfrentamiento, explotación…se busca crear un consenso. Hay casos de palabras como metrópoli, que hasta la década de los 70 era considerado un concepto negativo que transmitía preocupación por el crecimiento urbano, el gigantismo, los conflictos, el anonimato o la ocupación salvaje del territorio entre otras cosas, a considerarse algo bueno, a ser la ciudad global, la capital del mundo globalizado (no se dice capitalizado!). Toda ciudad media quiere hoy en día ser una metrópolis, atraer gente y conocimientos, capital, equipamientos… Si comparamos varios planes urbanísticos de una serie de ciudades medias europeas probablemente digan lo mismo: innovación, competitividad, tecnología, grandes equipamientos, movilidad, sostenibilidad1 … podríamos intercambiar los nombres de esas ciudades dentro de los planes sin prácticamente notar nada.

El vocabulario urbanístico suele dejar de lado de forma preocupante aspectos muy importantes. La palabra alta es otra que Jean Pierre Garnier incluye en su pequeño diccionario. Hoy en día se habla de altas tecnologías, personas altamente cualificadas, altas rentas, equipamientos de alto nivel y alta calidad medioambiental. Es una política elitista que reserva el monopolio de la centralidad urbana a las nuevas capas sociales intermedias. Toda aquella persona que no llegue a ese alto nivel queda excluido de las posibilidades de formar parte de esa ciudad central. Y verdaderamente estamos viendo en los planeamiento urbanos este tipo de léxico, discursos centrados en la competitividad, en el crecimiento, en figurar en el mapa internacional o atraer conocimiento, pero no se encuentra una terminología que nos hable de conflictos, exclusión, expulsión o control cuando son acciones que realmente se están llevando a cabo de una forma consciente en la ciudad.

Concluyó su exposición afirmando que hace falta un discurso crítico contemporáneo en la arquitectura y el urbanismo; los existentes son aprobadores, de acompañamiento, y cuando critican algo lo hacen porque tienen mejores ideas para fomentar una aceleración de los procesos en marcha, fortaleciendo las dinámicas del modelo capitalista.

No sé si he conseguido transmitir lo que se dijo ayer, pues dudo de acercarme a la capacidad oratoria de Jean-Pierre Garnier. A pesar de ser una visión muy crítica y por ello en parte negativa de las cosas, personalmente me pareció una gran aportación desde un punto de vista pocas veces visible, y muy necesario. A pesar de no aportar soluciones directas (cosa que se le achacó y se le achaca habitualmente), su discurso tiene la capacidad de hacernos replantear la ciudad y el urbanismo, de ser conscientes del mundo en el que vivimos además de ponernos un poco en nuestro sitio como profesionales. Para llegar a plantear soluciones debemos primero reflexionar y ser críticos dejando atrás análisis superficiales. Y más allá de estar completamente de acuerdo o no con sus ideas (algo que puede a primera vista costar debido a su carácter radical) o sentirnos cercanos a su ideología, os animo a ojear sus escritos, e incluso aún estando en francés, el pequeño diccionario que nos presentó. Si al menos nos quedásemos con una pequeña parte de sus ideas interiorizadas y a la hora de desarrollar nuestro trabajo profesional llevamos alguna a la práctica, o por lo menos somos conscientes de ellas, estaremos aportando algo, me parece, en favor de un mundo mejor.

A continuación os añado una serie de enlaces y una bibliografía reciente en castellano, seguido de enlaces y bibliografía en francés:
Enlaces en castellano:
Bibliografía reciente en castellano:
  • “Por un espacio público de debates y… de combates”, Barcelona: Virus, 2006.
  • “Del espacio público al espacio publicitario. Odysseum en Montpellier (Francia)”, en M. Viladevall y M. Castrillo (eds.), El espacio público en la ciudad contemporánea, Valladolid: Universidad de Valladolid, 2010.
  • “Rehabilitar la vivienda social para renovar a sus habitantes: la política de renovación urbana en Lille”, en MUSSET, Alain (comp.), Ciudad, sociedad, justicia: un enfoque espacial, Buenos Aires: EUDEM, 2010.
Artículos recientes (se pueden descargar en la web de CAIRN):
  • «Scénographies pour un simulacre : l’espace public réenchanté»,  Espaces et sociétés, 2008/3 (n° 134)
  • «Une violence éminemment contemporaine. L’espace public urbain comme scène « post-historique» », Espaces et sociétés, 2007/1-2 (n° 128-129)
  • «Société vulnérable ou population vulnérable? Un débat biaisé», Espaces et sociétés, 2007/4 (n° 131)
  • «Débats et controverses. Ethniciser la question sociale?», L’Homme et la société 2007/1-2 (n° 163-164)
  • «Sécurisation et globalisation», L’Homme et la société 2005/1 (n° 155)
  • «Un développement urbain insoutenable.Sécuriser ou rassurer?», L’Homme et la société 2005/1 (n° 155)
Libros destacados :
  • Essais sur la ville, la petite-bourgeoisie intellectuelle et l’effacement des classes populaires, Marseille : Editions Agone, 2010.
  • Le nouvel ordre local. Gouverner la violence. Paris : L’Harmattan, 1999.
  • Des Barbares dans la cité. De la tyrannie du marché à la violence urbaine. Paris: Flammarion, 1996.
Entrevista reciente realizada por J-P. Garnier a David Harvey:
http://www.article11.info/spip/David-Harvey-Pour-que-le-systeme?var_recherche=Harvey
Textos en la web:
http://blog.agone.org/category/La-chronique-de-Jean-Pierre-Garnier
http://www.article11.info/spip/Petit-lexique-techno-metro
Pequeño diccionario tecno-metropolitano:
http://article11.info/spip/Petit-lexique-techno-metro
1 (sobre el “capitalismo sostenible” que se está impulsando me gustaría poder escribir una pequeña entrada algún día porque es necesario que nos aclaremos algunos aspectos)
Post hau gertaera // evento, hausnarketa // reflexión, hirigintza // urbanismo, lexikoa // vocabulario, soziologia // sociología atalean publikatu zen. Gogokoetara gehitzeko lotura iraunkorra.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s